Los datos ayudan a las empresas a descubrir nuevas formas de ser más competitivas, más rentables y más innovadoras, pero solo cuando están disponibles en el lugar adecuado y en el momento adecuado. Los enormes volúmenes de datos y la complejidad de la TI, especialmente cuando se superponen en entornos de nube híbrida modernos, impiden que las empresas obtengan todo el valor de los datos. La plataforma de datos inteligente de HPE está impulsada por inteligencia artificial, ha sido creada para la nube y se entrega como servicio. Redefine la forma de entregar, administrar y analizar los datos, en la nube, en el centro de datos y en la periferia.

“Para incorporar grandes clientes de nube en plazos muy cortos, debemos mantener la implementación rápida, simple y rentable. Los arrays HPE Nimble son fáciles de instalar y configurar para nuestros administradores de almacenamiento — en cuestión de minutos pueden tener un nuevo array en línea”

Las enormes cantidades de datos que se están creando y poniendo en acción dentro de las empresas prometen relaciones más sólidas con los clientes, operaciones más eficientes y mayor competitividad. Los datos impulsan la innovación y orientan la agilidad. Pero, concretar la promesa que ofrecen los datos es algo que debe hacerse en el lugar adecuado y en el momento adecuado. Los datos se crean, se almacenan y se aplican en cualquier lugar de los entornos de nube híbrida que comprenden las nubes en las instalaciones, los servicios de nube pública, los sistemas de centros de datos tradicionales y las ubicaciones en la periferia. Pero los datos y los sistemas que los mueven, almacenan y procesan están en silos que surgen de la inercia de la organización y los sistemas. La TI, encargada de proteger y dar acceso a los datos, enfrenta las dificultades de una complejidad impensable, sistemas inflexibles y habilidades obsoletas. Afortunadamente, las mismas tecnologías que les permiten a las empresas extraer oro de los datos empresariales.